Por fin llegamos a la catedral de Santiago, barroca en su exterior y románica en su interior, aunque con toques góticos, ya que su construcción se inició en época medieval y no fue terminada en su totalidad, por lo que en diferentes siglos y etapas se dieron variedad de estilos. Allí es donde se encuentra el famoso botafumeiro que se usaba para mejorar el olor que dejaban los antiguos peregrinos que llegaban a hospedarse. En su interior se encuentra la tumba de apóstol Santiago, nombrado también Jacobo de Zebedeo, y conocido en la tradición cristiana como Santiago el Mayor, a fin de distinguirlo del otro discípulo con su mismo nombre, de ahí el año Jacobeo. Santiago hacía rutas de peregrinación para convertir a los peregrinos al cristianismo. Cuentan que a Santiago apóstol lo asesinaron en el año 44 d.c., y en una barca lo trasladaron hasta la Catedral. Otros, dicen que murió en Santiago. No hace mucho que el obispado de Italia envió un espeleólogo para comprobar que realmente nos encontramos ante la tumba del apóstol mencionado, ya que hay gente que lo ve incierto, pero el especialista lo confirmó. Para terminar nuestra jornada, tras haber disfrutado de días de sol y naturaleza, visitamos la cubierta y el museo de la Catedral. Resultó fascinante y mágico, y sin duda más que recomendable.”

“Por las calles repartían folletos publicitarios para visitar las Islas Cíes, Finisterre….así que decidimos reponer fuerzas y recuperar nuestros músculos para afrontar una nueva aventura. Petra Pestonit, una de las físios más encantadoras y recomendadas de la zona, además de poner en forma de nuevo nuestras piernas, nos recomendó, entre otros planes, recorrer durante un día los puntos más bellos de la Costa da Morte, por la villas mariñeiras  gallegas, donde se han dejado la vida muchos marineros a causa de los temporales. Contratamos la excursión en la recepción del hotel. Finisterre o fisterra pertenecía antiguamente al reino de Portugal y significaba en latín “el fin de la tierra”, ya que por aquellos tiempos aún no había sido descubierta América. Durante el recorrido, en Muxia concretamente, encontramos un monumento en memoria al desastre del Prestige, “a Ferida”. Aún se pueden apreciar restos de chapapote en algunas de las rocas a orillas del mar. Tan relevante fue el desastre, que llegó a tierras francesas y portuguesas.”

 

“Bueno, bueno, bueno!!!  ¿Qué decir de la gastronomía gallega? Destaco sus generosos desayunos,  sus caldo gallego, sus mariscadas, la merluza a la gallega, el pulpo de Melide, su Ribeiro, tinto o blanco, el queso de vaca de Arzua,  el Albariño, el licor de crema de orujo,  la paella de mariscos, no sabría con qué quedarme, lo único que tengo claro es que algunos de sus productos los seguiré comprando aquí, y sin duda, espero poder regresar.

Me dirigí cerca de la Plaza Galicia, a una reconocida tienda de ultramarinos llamada Victoria, mejores precios que en los pequeños establecimientos que vestían las calles del casco viejo de Santiago. De alguna manera necesitaba llevarme un pedacito de Galicia en la mochila, aunque luego me los envíe por Correos. Aún así, no es  de sorprender que encontremos productos gallegos de calidad por otras tierras como en la nuestra.”

“Como anécdota,  lo que más me erizó la piel fue en nuestra primera etapa, de Sarría a Portomarín,  nos encontramos un señor y una señora que hacían el Camino a caballo, me resultó de cuento y les pedí permiso para fotografiarlos. Cincuenta kilómetros después, estábamos en Melide, en Casa Ezequiel, reunida con varios grupos de peregrinos  en un ambiente relajado y divertido y a punto de terminar de comer el plato especial de la casa: pulpo, cuando me comentaron que los señores del caballo estaban en la puerta, así que decidí salir para conocerles y montarme en la yegua llamada Blanca. Eran un señor y una señora de origen gallego que decidieron hacer la ruta con sus caballos desde Roncesvalles. Me pareció mágico y anecdótico.”

Desde estas lineas quiero agradecer a Paqui y a Soraya que hayáis querido compartir vuestra experiencia en el Camino de Santiago con nosotros. Vuestras palabras y vuestras imágenes ya forman parte de este blog, y por tanto, parte de la historia de este proyecto que apenas acaba de nacer.

Gracias por todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *